Skip to main content
Buscar

Piel seca o grasa, ¿qué tipo de piel tengo?

Piel grasa Neutrógena

Aunque te hayas informado en innumerables ocasiones sobre los diferentes tipos de piel, es probable que aún no tengas muy claro cuál es el tuyo. Aunque parezca algo obvio, mucha gente se pregunta si tiene la piel seca o grasa, ¡hoy te damos la solución para saberlo!

Comprender si tienes la piel seca o grasa es fundamental para aprovechar al máximo los productos de belleza que usas.

¿Cómo saber si tienes la piel seca o grasa?

Una estrategia para identificar tu tipo de piel consiste en volver a lo natural y eliminar todo rastro de maquillaje y productos usando un limpiador. Cuando hayas limpiado tu piel a fondo, sécala dando palmaditas suaves y espera de 20 a 60 minutos. Luego mírate al espejo y analiza cuál de las siguientes opciones te describe mejor:

Piel Seca

Después de 30 minutos, si sientes tu piel tensa, tiene un aspecto escamoso o sientes prurito, es probable que tengas una piel seca.

La piel seca carece de humedad, lo cual significa que tus poros prácticamente no secretan sebo, un lípido que recubre, humecta y protege la piel.

Otra estrategia para confirmar si tienes la piel seca consiste en presionar un papel absorbente sobre la cara. Si en el papel casi no hay grasa cuando lo miras a través de la luz, significa que tienes una piel seca.

A menudo la piel seca genera una sensación muy incómoda y tiene una textura áspera. Además, las zonas escamosas suelen dificultar la aplicación uniforme del maquillaje. Esa sequedad también puede conferirte un aspecto apagado a tu piel y aumenta la probabilidad de desarrollar líneas finas.

Un punto a su favor es que tendrás poros muy pequeños y es menos probable que sufras acné, en comparación con las personas que tienen la piel más grasa.

piel grasa de Neutrogena

Si tienes la piel seca, es importante que en cada etapa de tu rutina de cuidado de la piel uses productos específicamente formulados para mejorar su hidratación. Además de usar un limpiador hidratante, intenta combinarlo con un serum para recibir una hidratación intensa.

Piel grasa

Si después de 30 minutos toda tu cara tiene un aspecto brillante y la sientes grasienta, es probable que tengas una piel grasa. Usa el papel absorbente para comprobarlo. Podrás reconocer la piel grasa porque el papel se llenará completamente de aceite.

La piel grasa se debe a que las glándulas sebáceas producen un exceso de sebo. La genética determina tu tipo de piel, pero factores como las hormonas pueden hacer que tu piel produzca más grasa. Si tienes una piel grasa tu rostro tendrá un aspecto brillante y grasiento.

La piel grasa también se acompaña de poros más grandes y es más propensa a tener imperfecciones debido a la obstrucción de los poros.

Elige productos para el cuidado de la piel específicamente diseñados para eliminar el exceso de grasa, de manera que le confieran un aspecto más refinado y mate tu piel. Incluir los exfoliantes faciales en tu rutina de cuidado de la piel grasa es una excelente idea pues te ayudarán a empequeñecer los poros y reducir visiblemente el brillo.

piel normal

¡Piel normal o mixta, ¡encuentra las diferencias!