Skip to main content
Buscar

Cómo cuidar tu piel como un profesional

glicerina para la piel

Si has investigado, consultado a tu mejor amiga y dedicado innumerables horas a leer reseñas de productos, es probable que estés convencida de que sabes todo lo necesario sobre cómo cuidar tu piel. Sin embargo, también es probable que cuando le eches un vistazo a la colección de productos que tienes en el baño te preguntes: ¿cuál uso primero?

Cuidados de la piel por pasos: ¿cómo aplicar los productos en la piel?

Quizá pienses que el orden de aplicación de los productos no es tan importante. Al fin y al cabo, todos terminarán en tu rostro, ¿verdad? Sin embargo, cuando dedicas tiempo y dinero a mejorar tu piel, el orden de aplicación de los productos sí importa.

Por suerte, existe una ciencia que explica cómo aplicar los productos paso a paso, sean cuales sean.

 

Para el cuidado de la piel debes tener en cuenta estos consejos:

  • Comprueba la consistencia de los productos. Comienza con los productos tipo serum, sigue con las cremas y termina con los aceites.
  • Termina con un protector solar. Si quieres que tu protector solar resista durante el mayor tiempo posible, debe ser el último paso en tu rutina, ya uses tres o diez productos.

Cómo crear tu rutina paso a paso

Ahora que ya tienes una idea general, ha llegado el momento de profundizar en los detalles y diseñar una rutina adecuada que te permita aplicar los productos de cuidado de la piel por pasos.

No te obsesiones con seguir todos los pasos que se enumeran a continuación porque el objetivo es que desarrolles una rutina única que funcione bien para tu tipo de piel. Aquí tienes seis pasos para guiarte:

tipos de piel
  1. Limpiador. Comienza siempre con un limpiador. ¡Después de todo, los productos para la piel funcionan mejor sobre un ‘‘lienzo’’ limpio!
  2. Tónico. Si usas un tónico facial, aplícalo directamente sobre la piel limpia. Contribuirá a eliminar los restos que hayan quedado después de la limpieza y equilibrará el pH de tu piel.
  3. Contorno de ojos. La piel alrededor de los ojos es extremadamente fina y delicada, por lo que es una de las zonas que se dañan con más facilidad. Introducir una crema para el contorno de ojos en tu rutina diaria a partir de los 20 años te ayudará a proteger tu piel de los daños y mantendrá su elasticidad. Aplica el contorno de ojos antes que cualquier otro ingrediente activo o tratamiento, de manera que no frotes accidentalmente esas cremas en la zona sensible del ojo.
  4. Tratamiento o serum. Estos productos están diseñados para tratar problemas específicos de la piel, como la piel seca, las manchas o las arrugas. Dado que contienen elevadas concentraciones de ingredientes activos, querrás que esos componentes estén lo más cerca posible de tu piel para que tengan la posibilidad de penetrar y actuar.
  5. Crema hidratante. No te saltes este paso sólo porque no sientes tu piel seca-es importante mantener la piel bien hidratada, sea del tipo que sea.
  6. Protector solar. Termina tu rutina de la mejor manera aplicando una capa de protección. El protector solar actúa como una barrera contra los rayos UVA y UVB para evitar que estos causen estragos en tu piel. Según la Academia Americana de Dermatología, debes aplicarte un protector solar con un SPF de 30 o más, todos los días, incluso cuando está nublado, o incluso en invierno.
Refresh your skin after a long day with this routine

Cómo desmaquillarse correctamente