Buscar

¿Cómo darte un tratamiento facial en casa?

rutina facial en casa

Relajante y rejuvenecedor, el tratamiento facial es un lujo al alcance de todos que combina el cuidado de la piel con el cuidado personal. Esos mimos tienen una doble función: dejan tu piel más suave, saludable, radiante y descongestionada, además de ayudarte a relajar las tensiones después de una larga semana de trabajo.

Regalarte una limpieza facial profesional siempre es una buena idea, pero también puedes aprender a darte un tratamiento en casa sin necesidad de programar citas ni desplazarte hasta el centro de estética. Además, es probable que tengas muchas de las cosas que necesitas para realizar un tratamiento facial perfecto escondidas en los cajones del baño o la cocina.

¿Preparada? Recógete el cabello, enciende unas velas perfumadas y pon de fondo el sonido relajante del mar…

¿Cómo darte un tratamiento facial casero en 7 pasos?

Trucos y consejos para disfrutar de una sesión de spa en casa:

 

Paso 1: Elimina el maquillaje

Comienza limpiando tu rostro con una toallita desmaquillante o un algodón empapado en un limpiador a base de aceite para disolver cualquier rastro de maquillaje.

Paso 2: Limpia

Aplica una espuma limpiadora en las yemas de los dedos y masajea la piel durante 60 segundos. Enjuaga para eliminar los restos de suciedad y el exceso de grasa. Así crearás un lienzo en blanco para seguir con la rutina de cuidado facial.

Paso 3: Exfolia

Empapa un disco de algodón en un producto exfoliante que contenga alfa o beta hidroxiácido y pásalo por toda la cara para eliminar las células muertas y sacar a la luz la piel más joven y suave que se encuentra debajo. La exfoliación también permite que otros productos penetren mejor en tus poros.

Paso 3: Vapor

Sumerge un paño en agua tibia y colócalo sobre tu cara durante 10 minutos para abrir los poros y que puedan absorber los ingredientes activos de manera más eficaz. ¡Añade una pizca de algún aceite esencial para disfrutar de una experiencia digna de un spa!

Paso 5: Tonifica

Humedece un disco de algodón con un tónico facial y aplica una capa fina sobre el rostro para equilibrar el pH de tu piel. Es importante que el producto que elijas sea adecuado a tu tipo de piel: las fórmulas con ácido salicílico son ideales para la piel grasa, mientras que los productos sin alcohol son mejores para la piel seca.

Paso 6: Mascarilla

Aplica una mascarilla de arcilla o peel off durante 15 o 20 minutos para descongestionar y reducir los poros. Luego complementa con una mascarilla de sérum. Según lo que necesite tu piel, puedes recurrir a una mascarilla nutritiva en crema si tienes la piel seca o una mascarilla iluminadora para contrarrestar la tez apagada.

Paso 7: Hidrata

Aplica una crema hidratante y masajea para tonificar los músculos faciales, estimular el drenaje linfático, mejorar la circulación sanguínea y aprovechar el resto de los beneficios. Prosigue realizando movimientos circulares, cortos y suaves.

Cómo combatir las imperfecciones con una rutina de cuidado de la piel adecuada

Refresh your skin after a long day with this routine

Cómo desmaquillarse correctamente