Skip to main content

Buscar

Buscar

Acné o piel grasa

acné o piel grasa
El acné es una afección corriente asociada sobre todo a la pubertad. Muchas veces el
acné viene acompañado de piel grasa, aunque estos dos fenómenos no tienen por qué
estar relacionados.
 
El acné es una auténtica obsesión para la mayoría de los jóvenes. Pero, ¿sabes exactamente qué es el acné? ¿Qué factores favorecen su aparición y cómo tratarlos? El Doctor Halioua, dermatólogo, responde a estas y otras cuestiones importantes para el cuidado facial de pieles con acné.
 
El acné es por lo tanto una afección particular, que se debe distinguir bien de la piel grasa. Aquí se detallan las diferencias entre cada una de estas manifestaciones y los cuidados específicos a adoptar según su problema de piel.
 

¿Qué es el ACNÉ?

acné
 

Manifestaciones del acné

Siendo la enfermedad de la piel más frecuente, el acné comienza generalmente en la adolescencia y afecta al 80% de los jóvenes. Esto se traduce en la aparición de puntos negros (comedones) y/o de granos (rojos o blancos). El acné juvenil se concentra habitualmente en el rostro, el cuello, el pecho y la espalda.
 

Mecanismos del acné

El acné es el resultado de una sobreproducción de sebo, materia grasa que impide la desecación de la piel. La piel se vuelve más grasa, más brillante y se espesa en la superficie (hiperquerinitización). Esta secreción excesiva, cuando se sitúa en el nivel de los folículos pilosos, provoca su obstrucción. El desarrollo bacteriano se ve entonces favorecido y aparece la formación de puntos negros, inflamaciones y granos de acné.
 

¿Cómo tratar el acné?

El tratamiento del acné depende de su gravedad. En todos los casos, es esencial limpiar la piel dos veces al día, optando por productos suaves y adecuados. Para el acné de intensidad baja o media, un cuidado local anti-acné generalmente es suficiente. Para los acnés más graves, se aconseja consultar con un dermatólogo.
 

¿Acné o un simple grano?

A menudo es difícil diferenciar un grano de acné de otro tipo de grano. Aun así, es preciso tener en cuenta que, si el acné puede afectar a diferentes grupos de edades, es más raro en un adulto, sobre todo después de los 30 años. El acné se acompaña generalmente de poros dilatados y de una piel más grasa. En un estadio más avanzado, el rostro puede presentar pápulas (granos rojos), inflamaciones o pústulas (granos blancos). También es preciso saber que el acné se desarrolla por brotes. Hay entonces periodos donde los granos están muy presentes y otros donde son más raros. En conclusión, el acné aparece en el rostro, pero también en la espalda y la parte superior del tórax.
 

¿Qué es la piel grasa?

piel grasa
 

Mecanismos de la piel grasa

Durante la pubertad, la producción de hormonas sexuales conlleva una hiperseborrea o secreción excesiva de sebo. Producido en exceso, permanece en la superficie de la piel. Esta se vuelve entonces grasa y brillante. Una piel grasa no es necesariamente sinónimo de acné, aunque sí favorece su aparición.
 

Factores de la piel grasa

Además de los cambios hormonales relacionados con la adolescencia, otros factores favorecen la secreción de sebo, principalmente la herencia o el medio ambiente. El calor y la humedad son, por ejemplo, agentes agravantes.
 

Manifestaciones de la piel grasa

La piel grasa es sobre todo brillante y más gruesa. También se caracteriza por los poros dilatados y los puntos negros localizados en el eje medio del rostro o zona T, es decir la frente, la nariz y el mentón. Puede igualmente venir acompañada de granos blancos o rojos y de acné.
 

Cómo tratar la piel grasa

Para luchar contra una piel grasa, es esencial limpiarla dos veces al día, con un cuidado específico. También se aconseja utilizar un exfoliante. Este desincrustará los poros en profundidad, quitará el exceso de sebo y dejará la piel suave y saludable. Una loción puede también completar esta limpieza, con el fin de cerrar los poros. Aparte de los lavados, es necesario escoger cuidados destinados a las pieles grasas anti-imperfecciones, que reducen el exceso de sebo, limitando el efecto brillante y dejando la piel limpia.

Cómo combatir las imperfecciones con una rutina de cuidado de la piel adecuada

How to Get and Keep Clear Skin with Neutrogena®

Consejos y rutinas de cuidado para la piel con tendencia a las imperfecciones: Cómo conseguir y mantener una piel libre de granos

Lo último de Neutrogena® para el cuidado de la piel y el tratamiento de las imperfecciones