Skip to main content

Buscar

Buscar

Beneficios de los alfa hidroxiácidos (AHA) para la piel y cómo usarlos

AHA para la piel

Ácidos. Aunque esta palabra nos pueda hacer pensar en una piel dolorida, los expertos saben que algunos ácidos no solo actúan suavemente sobre la piel, sino que incluso son indispensables para mantener una tez impecable. De hecho, los alfa hidroxiácidos (AHA) son unos de los ingredientes más populares para el cuidado de la piel.

Cleopatra, la mujer más glamurosa del antiguo Egipto, famosa por sus baños en leche, disfrutó del beneficio de estos ácidos mucho antes que el resto de la humanidad. Ahora sabemos que la leche agria contiene ácido láctico, un AHA natural que aporta increíbles beneficios para la piel.

Tipos de alfa hidroxiácidos

Existen diferentes AHA. Además del ácido láctico, entre estos ácidos naturales derivados de los alimentos también se incluyen:

  • Ácido glicólico: se encuentra en la caña de azúcar.
  • Ácido cítrico: proveniente de los cítricos.
  • Ácido málico: se halla en las manzanas.
  • Ácido mandélico: derivado de las almendras amargas.
  • Ácido tartárico: se obtiene de las uvas.

Beneficios de los alfa hidroxiácidos (AHA)

Los alfa hidroxiácidos brindan numerosos beneficios para la piel.

Efecto exfoliante

Es su beneficio más conocido. Consiste en exfoliar la capa superior de la piel, donde se encuentran las células dañadas que son las responsables de darle a la piel un aspecto desigual e irregular.

gfitq5n6.jpg

beneficios de los alfa hidroxiacidos para la piel

Los AHA actúan rompiendo suavemente el “pegamento” intercelular que mantiene unidas las células muertas de la piel. Cuando esos enlaces se disuelven, las células muertas se desprenden dejando al descubierto una piel nueva, más uniforme y con menos manchas. Este procedimiento contribuye a disminuir las marcas del acné, la pigmentación y las líneas de expresión, así como ayuda a suavizar la piel áspera.

Deshacerse de estos residuos de la piel también puede ayudarte a solucionar el acné recurrente. A menudo las manchas de acné son el resultado de poros obstruidos debido a la acumulación de células muertas, grasa y bacterias. Los alfa hidroxiácidos retiran estos residuos de los poros, eliminando las obstrucciones y reduciendo la apariencia de los poros dilatados. ¡Todo son ventajas!

Ayuda a reducir las líneas de expresión

Los efectos de los alfa hidroxiácidos no terminan ahí. Con el uso regular, los AHA contribuyen a espesar la epidermis y aumentar la producción de colágeno, reduciendo las líneas de expresión dejando así una piel firme y tersa. También tienen una acción humectante, lo que significa que atraen agua a la piel para mantenerla hidratada.

Contribuye a la acción de otros productos cosméticos

Además, los alfa hidroxiácidos se adaptan perfectamente a otras rutinas del cuidado de la piel ya que pueden mejorar la acción de otros productos. Por ejemplo, si te aplicas una crema o serum encima de la capa de células muertas de la piel, el producto se quedará en la superficie. Sin embargo, los AHA pueden atravesar esa capa, mejorando la absorción de los principios activos.

Alfa hidroxiácidos en cosmética

¿Te estás preguntando dónde puedes encontrar estos increíbles ingredientes? Para llevar el cuidado de tu piel al siguiente nivel, puedes darte un baño de leche como Cleopatra (una opción complicada) o apostar por algunos de los productos que contienen alfa hidroxiácidos, los cuales han sido formulados siguiendo estrictas normas de seguridad.

Ten en cuenta que la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) recomienda que la concentración de AHA no supere el 10% en los productos de venta libre. Los productos de uso cotidiano, como limpiadores, tónicos, serum y cremas hidratantes suelen tener concentraciones más bajas de alrededor del 5% ya que tienen un efecto acumulativo. Los productos más concentrados, como los que se usan para el peeling facial, se deben aplicar solo dos o tres veces por semana. Los productos para exfoliaciones que se realizan en una clínica bajo una estricta supervisión médica pueden tener concentraciones de hasta el 70%.

¿Cómo lograr que los AHA funcionen mejor?

Las moléculas del ácido glicólico son las más pequeñas de los AHA, por lo que pueden penetrar de manera más profunda, lo que implica una acción más intensa, para bien o para mal. Para evitar la irritación, empieza poco a poco y ve aumentando la cantidad paulatinamente. Las moléculas de ácido láctico son un poco más grandes, por lo que causan menos irritación. El ácido mandélico tiene las mayores moléculas, por lo que tarda más tiempo en actuar, pero podría ser la mejor opción para las pieles sensibles.

Una última advertencia antes de usar los AHA: aumentan la sensibilidad al sol. Por tanto, aplícalos por la noche y usa siempre un protector solar de amplio espectro durante el día.

How To Find The Right Moisturizer

Encuentra la hidratante adecuada para tu tipo de piel.